WWII in the EasterFront Photos Videos Newsreels Mi título

La guardia Civil en la DA - II GUERRA MUNDIAL LA DIVISION AZUL Y LA GUERRA EN EL FRENTE DEL ESTE

Vaya al Contenido




       
       



LA GUARDIA CIVIL EN LA DIVISION AZUL


La participación de más de 300 guardias civiles (Guardia Civiles) como policía militar, vestido con el uniforme del ejército alemán en el frente oriental, es posible que uno de los hechos históricos menos conocidos de la División Azul española. Sesenta años después de su partida a Rusia este es un bosquejo carta de su historia.

Introducción

Cuando el 22 de junio de 1941 las tropas alemanas entraron en territorio soviético, el gobierno español decidió organizar tan pronto como sea posible División de voluntariado que se enmarca en la Wehrmacht, deje el nuevo frente oriental. Se creó de inmediato un comité en nuestro Ministerio del Ejército para estudiar las necesidades de recursos humanos y materiales, cursándose de la central, dará instrucciones para la organización de las unidades tácticas y apoyo hizo ser shoulderstand la gran unidad expedicionaria.

Entre las muchas necesidades de relieve sobre la levantada de apoyo singularmente uno: tener tropas (guardias civiles) de la Guardia Civil para desempeñar funciones de policía militar. Realmente no lo algo nuevo al distinguido Instituto para la fundación desde su época había jugado misiones similares en apoyo de los ejércitos españoles que habían luchado en el extranjero.

Sin embargo esta vez la principal novedad de lo que hicieron los miembros de la Guardia Civil se convertirían en parte de algunas de las organizaciones de policía militar alemán y desarrollar, con sus uniformes e insignias, los mismos procedimientos y funciones.

La policía militar alemán, que compuso en 1941 por diversas organizaciones, que unen los efectivos de la Guardia Civil sólo dos de ellos. Lo más importante de la Gendarmería de Campo o "policía militar", de Alemania Servicio de Policía Militar. Fue a las funciones de policía militar asignado a las Fuerzas Armadas en campaña. La otra cosa que el llamado Servicio de Vigilancia o "patrullas del ejército" realmente vino para complementar las funciones de la policía militar.



Las primeras tropas de guardias civiles

Al comunicar el Ministro del Ejército, José Enrique Varela Iglesias, la necesidad de contar con efectivos de la Guardia Civil para incorporarse a la División de Voluntarios que se iba a organizar, la respuesta del General de División Eliseo Alvarez Arenas, su Director General no se hizo esperar:


"En esta Dirección General y fuerzas dependientes de la misma, son voluntarios para servicios tan honrosos, desde el Director General, Jefes y Oficiales de las Armas y Cuerpos del Ejército y de la Guardia Civil, hasta el Guardia 2º más moderno, rogando a V.E. tenga a bien comunicar con la urgencia posible las Unidades que deba organizar el Cuerpo de la Guardia Civil para prestar sus servicios peculiares en la Gran Unidad Expedicionaria del Ejército que se organice".

Organizados y preparados los primeros efectivos divisionarios, los de la Guardia Civil quedaron encuadrados en una Sección de Gendarmería de Campaña o Feldgendarmerie, compuesta finalmente por 54 hombres: 1 teniente, 1 brigada, 2 sargentos, 2 cabos, 2 guardias 1º y 46 guardias 2º. El oficial se llamaba Angel Juarranz Garrido y el brigada era César Casado Martín, quien se encontraba en posesión de la cruz laureada de San Fernando, máxima condecoración española de reconocimiento al valor en campaña.

Dicha sección salió en tren de la madrileña estación del Norte el 14 de julio de 1941, llegando cuatro días después al campamento alemán de instrucción y ambientación sito en Grafenwöhr, donde procedieron a hacerse cargo de las misiones de vigilancia del tráfico de vehículos dentro del recinto así como del control de accesos al mismo.

Paralelamente, aunque más discretamente, salió también de Madrid el mismo día, el capitán de la Guardia Civil Pedro Martínez de Tudela García, al objeto de organizar y dirigir el Servicio de Información Interna (SII), que dependía directamente de la 2ª Sección del Estado Mayor (Información) de la División.

Orgánicamente la Sección de la Guardia Civil quedó adscrita a las Tropas del Cuartel General de la División y concretamente a la 4ª Sección de Estado Mayor (Servicios). Al igual que el resto de la Feldgendarmerie, la unidad del benemérito Instituto fue motorizada y dotada para el cumplimiento de sus misiones de 7 vehículos ligeros tipo Kübelwagen, 5 motocicletas tipo Zundapp y 1 camioneta tipo Horch.



El Servicio de Patrulla



El despliegue de la División y la gran distancia que era el país, a unos 3.000 kilómetros de la frontera franco-española a la zona de Leningrado, entre los cuales hubo apoyo logístico puntos intermedios a sí mismos, plantearon la necesidad de un Servicio de Patrulla española, enmarcada dentro de la "Heerestreiferdienste" alemán.


Este tipo de vigilancia en  retaguardia, se materializó a través de destacamentos de gendarmería, se necesitaba en los trenes , en las principales estaciones de tráfico, plazas españolas oficinas en ciudades donde no había hospitales y equipos quirúrgicos montado especialmente para nuestra División, etc. . Es decir, en ciudades como Hendaya, Angulema, París, Frankfurt, Berlín, Berlín, Königsberg, Vilnius, Riga y Reval, por ejemplo.







Uniformidad, distintivos y armamento

Los guardias civiles al llegar al campamento de Grafenwöhr fueron dotados al igual que el resto de los componentes de la División, de armamento, uniformes, correajes y pertrechos alemanes, así como los correspondientes distintivos de empleo equivalentes en la Wehrmacht. A los guardias de 1ª y 2ª clase se les entregó los de "feldwebel", es decir los de suboficiales, ya que esta era la condición que ostentaban todos los miembros de la Feldgendarmerie.

En la bocamanga izquierda llevaban cosida una cinta con la leyenda "Feldgendarmerie" y en el hombro del mismo brazo el emblema, en hilo anaranjado, de dicha Gendarmería de Campaña. Este último, a modo de adhesivo, se encontraba también pegado en el lado izquierdo del casco. Tanto los vivos de las hombreras como de las prendas de cabeza eran del mismo color anaranjado.

Cuando se encontraban de servicio portaban colgada del cuello una gola metálica de grandes dimensiones con idéntica leyenda, estando pintadas las letras, botones y águila del escudo con pintura reflectante al objeto de facilitar su identificación como agentes de la autoridad en la oscuridad de la noche.
Placa Identificativa



En lo respectivo al armamento, los efectivos policiales españoles iban equipados con los Máuser K-98 de calibre 7’92 milímetros y algunos subfusiles MP-40 de 9 milímetros Parabellum, aunque también conservaban sus pistolas STAR de 9 milímetros largo, de los modelos 1922 y 1940 adjudicadas en España. Al igual que el resto de la «Feldgendarmerie», la unidad de la benemérita fue motorizada y dotada para el cumplimiento de sus misiones de 7 vehículos ligeros tipo Kübelwagen, cinco motocicletas tipo Zundapp y una camioneta tipo Horch.

La funda  de las pistalas STAR  fue también la de vaquetilla reglamentaria del Instituto, motivo por el cual los guardias civiles son fácilmente identificables en las fotografías de la época aunque no llevasen la gola de servicio. Todo ello estaba motivado porque en su reglamento de uniformidad, se contemplaba la pistola reglamentaria como parte de aquella, estando adjudicada individualmente sin perjuicio de los cambios de destino, por lo que se presentaron en Grafenwöhr con ella.

Misiones de la Guardia Civil



A partir del 20 de agosto de 1941 comenzó el traslado de toda la División desde Grafenwöhr hasta el frente sito en la zona de Novgorod, próximo al río Voljov. Durante la larga y agotadora marcha a pie, los guardias civiles que si estaban motorizados, prestaron auxilio a los oficiales aposentadores, ejercieron la vigilancia de los pueblos por donde pasaban las tropas españolas y procedieron al control y regulación del tráfico de las columnas en caminos y nudos de comunicación.


Una vez establecidos junto al resto del cuartel general divisionario en Grigorowo, los guardias civiles empezaron a ejercer sus misiones propias de policía militar tales como control de la circulación rodada o hipomóvil; auxilio a soldados desorientados en búsqueda del emplazamiento de sus unidades; vigilancia de sospechosos, tanto soldados propios como personal civil de la zona; escolta a expediciones que por diversos motivos regresaban a España; prevención de operaciones partisanas; y censura de correspondencia y paquetería del correo de campaña.

Asimismo, aunque no eran sus misiones específicas, los guardias civiles fueron empleados puntualmente para combatir como fuerza de infantería tal y como ocurrió por ejemplo del 16 al 19 de noviembre de 1941 y del 6 al 16 de diciembre de dicho año en la posición de Schewelewo; o para la limpieza de francotiradores en la zona de Osnia del 17 al 21 del mismo mes.



Condecoraciones y Felicitaciones

Entre las numerosas felicitaciones otorgadas a las fuerzas expedicionarias de la Guardia Civil, además de las condecoraciones alemanas y españolas recibidas, destaca singularmente la Orden General del Cuerpo de fecha 26 de septiembre de 1942, publicada en el boletín oficial de 1 de octubre de dicho año y firmada por su Director General, el General de División Enrique Cánovas Lacruz.


En ella se transcribían "para general conocimiento y satisfacción de los interesados, las frases de elogio dedicadas a las fuerzas del Cuerpo que prestan servicios de Policía Militar de la División Española de Voluntarios en Rusia y que, en fecha 20 de junio último, fueron dirigidas como saludo, por el General Jefe de la Policía Militar del Alto Mando Alemán".


Regreso al contenido