WWII in the EasterFront Photos Videos Newsreels Mi título

La Legion Azul - II GUERRA MUNDIAL LA DIVISION AZUL Y LA GUERRA EN EL FRENTE DEL ESTE

Vaya al Contenido

España decidió el 25 de Septiembre de 1943 retirar sus voluntarios y pedir su inmediata retirada del frente para su preparación para su retorno a España. America y la diplomacia Inglesa  presionaron hacia esta decisión además del deterioro de Alemania. Para demostrar el continuado interés de España en la guerra contra el comunismo, sin embargo una leión de voluntarios continuará la lucha .

Cuando el 18th Ejército ordenó al  Gen. Esteban-Infantes  para preparar su unidad para replegarse el 05 de Octubre, los oficiales de la Divisón Azul entendieron e de Octubre de sto como que iban a ser destinados a otro sector de Leningrado. Las divisiones  alemanas de Infanteria  81st y 123rd  sustituyeron a  la española del frente de batalla  durante la noche del 07- 08 de Octubre de 1943, . En el momento de su salida del frente, la División española estaba todavía por debajo de la fuerza por tres mil hombres y tenía escasez de equipos graves, lo que indicaba que los alemanes no habían reemplazado la mayoría del equipo perdido en las batallas de la primera parte del año. El comando alemán informó finalmente a los españoles el 14 de octubre que la División volvería a España, dejando en su lugar una legión de voluntarios  indeterminada.en su lugar.


El general Esteban-Infantes recibió sus primeras órdenes de España en relación con la retirada el 20 de octubre de la cancillería española. En Berlín, el General fue informado de tres puntos de vista en conflicto con respecto a la Legión propuesta. El OKW deseaba ver organizado el contingente español más fuerte posible. El Ministerio de Asuntos Exteriores de España, que refleja los deseos del conde Jordana, instó al menor número posible (uno o dos batallones). Finalmente, el 21 de octubre, el Ministro del Ejército español ordenó que

La Legión Voluntaria se constituirá en tantos batallones de infantería como el número de voluntarios lo permita. Todos los oficiales y hombres con menos de seis meses de servicio permanecerán, más los voluntarios que tengan más, que demuestren su deseo de permanecer


Esteban-Infantes buscó la división de voluntarios y, encontrando pocos voluntarios  entre los soldados, decidió formar la legión de los últimos siete batallones .  Designó a su jefe de Estado Mayor, coronel Antonio García Navarro, como su comandante y dedicó sus propias energías al regreso de la división a España. Después de entregar el resto de su equipamiento y uniformes alemanes en Grafenwöhr, los últimos hombres de la división llegaron a España con el general Esteban-Infantes el 18 de diciembre de 1943. Detrás de ellos, enterrados en el nevado desierto entre el lago Ilmen y Leningrado, De sus compañeros: los hombres de Posad, el "Inferno Verde", Krasny Bor y los hombres que cayeron en dos años de bombardeos de artillería continua y clásica guerra de posición.

Foto  El jefe de la Legión Azul, Antonio García Navarro


La prolongada campaña de la División Española ilustra bien las variadas condiciones de lucha del Frente Leningrado-Volkhov que también enfrentaron la mayoría de los demás voluntarios de Europa Occidental. Sin embargo, la resistencia  de una división de infantería completa, incluso mal equipada  al nivel del tercer escalón alemán, permitió a los españoles un servicio más continuo y les permitió sostener mayores esfuerzos de lo que habría sido posible para otras unidades voluntarias europeas. Se supone asimismo que el aumento de la cohesión de los combates con oficiales nativos capacitados, utilizando su lengua nativa y con el apoyo de un sistema de reemplazo , por inadecuados que sean, aportó también a los españoles ventajas no obtenibles en los batallones o pequeños regimientos formados por Otras "legiones".


Hablando en términos generales, los hombres de la División Azul Española regresaron a sus hogares en recepciones calurosas. El gobierno promulgó una legislación especial que permitía oportunidades de empleo excepcionales para los veteranos de la campaña rusa. Muchos de los ex-divisionarios lograron un alto nivel en el gobierno de la posguerra y en el ejército español, entre los cuales se encontraba Agustín Muñoz Grandes, que se convirtió en Capitán General y segundo en España antes de su muerte en 1970 . Sin embargo, los hombres que todavía permanecían en el frente con la Legión española se enfrentaban a un futuro más ambiguo.


Regreso al contenido